Lo que niegas te somete, lo que
aceptas te transforma."   C. G. Jung


¿Cuándo acudir?

Todos experimentamos sentimientos molestos, tristes o difíciles en nuestra vida cotidiana, y es algo normal. ¿Cuándo acudir a terapia? Lo recomendable es acudir cuando uno o más de los síntomas listados en esta página interfieren de manera prolongada o muy aguda con nuestra capacidad para establecer relaciones afectivas estables, con nuestro trabajo o, simplemente, con nuestra paz.

Los siguientes estados o situaciones son indicadores de cuándo buscar ayuda profesional:

Ansiedad Angustia Celos Stress Baja autoestima Frustración Desesperación Incertidumbre Ira
Fobia Ideas obsesivas Culpa Tristeza Soledad Depresión Dependencia Irritabilidad Impulsividad
Insomnio Adicciones Trastornos psicosomáticos (úlceras, colitis, gastritis, neurodermatitis, jaquecas, etc.) Trastornos alimenticios (obesidad, anorexia, bulimia, vigorexia) Inhibiciones (sociales, laborales, interpersonales)

También puede ayudar a quienes viven, de manera crónica o aguda, con una sensación de fracaso, culpa o vacío; a familiares de personas gravemente enfermas; a quienes atraviesan por un duelo; a quienes tienen preguntas sobre sí mismos que quieren analizar. A quienes viven en situaciones de violencia (física y/o psicológica). Pero más allá de todo esto, el psicoanálisis sirve a todo aquél que quiera tener una vida más plena, gozar de mayor libertad y responsabilidad.

Ofrecemos nuestros servicios a niños, adolescentes, adultos y parejas.

 

¿Cuándo llevar a un niño a psicoanálisis?

La mayoría de los problemas emocionales que nos aquejan en la vida adulta tienen su origen en la niñez, a veces en la más temprana infancia. Es en esta época de la vida, precisamente, cuando los complejos psicológicos y el carácter comienzan a cristalizarse. La infancia es muchas veces el momento ideal para iniciar un proceso terapéutico, pues la plasticidad del cerebro y personalidad característicos de esta fase son factores que promueven cambios terapéuticos profundos y duraderos en un tiempo menor.

Cuando está triste Cuando tiene miedo Cuando está irritable Cuando no tiene amigos Cuando no puede dormir Cuando la familia está pasando por una crisis Cuando no puede obtener buenos resultados en la escuela Cuando los padres tienen dudas sobre cómo manejar una situación (divorcio, nacimiento de otro hijo, muerte de un familiar, etcétera) Cuando se angustia mucho al separarse de sus padres Cuando no puede jugar con otros niños Cuando se masturba compulsivamente Cuando come en exceso Cuando no come

¿Cuándo llevar a un adolescente a psicoanálisis?

La adolescencia es, por definición, el momento crítico de la vida; no es que estemos exentos de adolecer cualquier cantidad de problemas durante los otros periodos de la vida. Sin embargo, diversos factores (emocionales, hormonales y sociales) contribuyen a que la adolescencia sea particularmente difícil. La terapia ayuda al adolescente a comprender y lidiar con los diversos cambios que se están dando en su vida, y lo/la acompaña en el difícil proceso de búsqueda de identidad propio de esta etapa.

Cuando es o ha sido victima de bullying Cuando se aísla Cuando no puede dormir Cuando tiene trastornos alimenticios Cuando tiene un mal desempeño académico Cuando debo comunicarle algo grave y no sé cómo hacerlo Cuando se lastima a sí mismo Cuando no tiene amigos Cuando duerme mucho Cuando está irritable

O, simplemente, si quiero una asesoría de cómo manejar a mis hijos adolescentes.